Fractura por estrés en el pie

Después del diagnóstico de fractura por estrés se deberá incorporar al protocolo de rehabilitación un retorno progresivo a la actividad, mantener la forma física y la función durante la rehabilitación.

El dolor o las lesiones en el pie pueden provocar problemas en la cadena cinética hasta las rodillas, las caderas y hasta la columna vertebral. La tecnología de presión de aire diferencial (DAP) de Alter G puede ayudar a disminuir o eliminar el dolor y evitar los movimientos compensatorios, al reducir de forma precisa el peso a través del pie y del golpe del talón. La capacidad de estimular y mantener estas mecánicas normales hace de Alter G la herramienta perfecta para el entrenamiento de la marcha en cualquier nivel.

Historia / progresión

Comenzar a entrenar al 65% del peso corporal. “La carga de impacto reducida permite entrenar sin dolor y seguir corriendo con normalidad a pesar de la reacción de estrés”.

Las sesiones de entrenamiento de ejercicios de terapia física serán tres veces a la semana durante 60 minutos y en progresión durante 3 semanas  hasta aproximadamente el 87% del peso corporal.

Completar una semana adicional de entrenamiento en cinta rodante 2 × 60 minutos a la semana al 87% del peso corporal antes de agregar progresivamente el funcionamiento sobre el suelo 4 semanas después del diagnóstico.

Resultados

Recuperación más rápida, conservando el estado físico.